miércoles, 7 de diciembre de 2016

Retoque finales

  De un certero bocado le arrebató el pincel. ¡Y era su favorito! de mango de madera de cedro, férula de aluminio finamente acabada pero sin separación alguna después de tantos años de uso y cerdas naturales de cola de marta cibelina siberiana natural . Estaba terminando de retocarlo, había llegado hecho un cuadro y el trabajo había sido duro, justo para que al final ocurriese esta desgracia, pensaba mientras veía como salía despedido el pincel en un arco carmesí muy elegante.

Un momento, eso no forma parte del pincel, pensaba Elis mientras miraba cómo caía al suelo su dedo arrancado por la probóscide del zombidroide que se levantaba.

No hay comentarios:

Publicar un comentario